La situación provocada por el COVID-19 en la que nos encontramos a día de hoy, no tiene precedentes y genera preocupación e incertidumbre. Sin embargo, es en estos momentos cuando la comunicación tiene un papel esencial en las empresas.

Desde las agencias debemos ofrecer una propuesta de valor a nuestros clientes tanto desde el punto de vista de estrategia como en el táctico. Las empresas deben demostrar en estos momentos su capacidad de adaptación para superar esta situación y salir de ella reforzadas.

No se trata de posponer las acciones. Se trata de asumir la realidad, de adaptarse, de actuar y hacer las cosas de forma diferente. Las empresas que lo entiendan lo harán mucho más fuertes y preparadas gracias a su capacidad de adaptación.

No dejemos de comunicar para continuar generando imagen de marca. Evitando ser oportunistas, el contexto actual puede ser una oportunidad para establecer relaciones más profundas con los consumidores y salir reforzados de la situación. Es el momento de colaborar, de ser solidarios y de unirnos para superar la situación.

Para la mayoría de las empresas la gran pregunta es: ¿Cómo puedo hacer frente a la situación actual y no perder lo que he construido hasta ahora?

Nuestro trabajo se centra ahora en ayudar a re-enfocar las estrategias de comunicación para conseguir empatizar más que nunca con los públicos de la empresa a través de los canales de comunicación on-line e incluso detectar nuevas oportunidades que pueden surgir. No comunicarse ahora puede ser un error ya que puede provocar pérdida de confianza.

Las empresas deben ponerse en la piel de la gente. Deben ofrecer contenidos reales, empáticos y transparentes que hablen no sólo de sus productos o servicios sino que transmitan valores positivos como “tranquilidad” “seguridad” “confianza”.

Como señala el experto en branding Andy Stalman, independientemente de cuál sea el tamaño y el sector de la empresa, hay cinco aspectos transversales a todas ellas:

  1. Coherencia
  2. Honestidad
  3. Autenticidad
  4. Compromiso
  5. Confianza

Estos cinco pilares son indispensables para las empresas o marcas antes, durante y después de la crisis.

Aquí tenéis un artículo muy interesante de su blog. http://andystalman.com/marcas-coronavirus/

Todos estamos viendo iniciativas estos días de empresas que se han re-inventado y que en estos momentos tan difíciles han dirigido sus esfuerzos en ver cómo su actividad puede ayudar a quienes lo necesiten y por supuesto en cómo a salvar vidas.

Se han lanzado iniciativas solidarias para ayudar en lo posible a personal sanitario, empleados de supermercados, transportistas, repartidores, limpiadores… Todos ellos son trabajadores que, pese al alto riesgo de contagio que sufren, se esfuerzan día a día en ayudar a frenar la situación.

Muchas empresas contribuyen a paliar la urgente necesidad de material sanitario, o bien a través de donaciones para su adquisición o empleando sus fábricas para producir mascarillas, batas o respiradores.

Las compañías aúnan esfuerzos. Desde el sector textil, al bancario, la automoción, el farmacéutico….

Industrias de perfumería y cosmética que ceden sus fábricas para producir geles y soluciones hidroalcohólicas, el sector hotelero pone a disposición sus establecimientos para adaptarlos como centros medicalizados o para hospedar al personal sanitario y de seguridad, comercios o marcas que envían de forma gratuita ropa de cama, toallas o comida a los hospitales, empresas que emplean sus líneas de producción para fabricar elementos de protección para el personal de supermercados…

Y, por supuesto, también se han puesto en marcha muchas iniciativas para ayudar a las personas que deben permanecer en casa.

Desde empresas tecnológicas que ceden algunas de sus herramientas gratuitamente para facilitar el teletrabajo, profesionales que ofrecen asistencia técnica de forma remota para las personas que están teletrabajando, empresas que ofrecen cursos on-line y webinars gratuitos, o compañías que ofrecen de forma desinteresada actividades y ocio para toda la familia para ayudar a pasar las horas de confinamiento de la forma más entretenida posible.

Como señala el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el COVID-19 es una amenaza compartida. Solo podemos enfrentarla juntos, y solo podemos superarla juntos”.