Impulsar la renovación energética de los edificios que usan las administraciones públicas del Mediterráneo es el objetivo del proyecto SHERPA, aprobado recientemente por la Comisión Europea. Esta nueva iniciativa facilitará la preparación y la búsqueda de financiación de 200 proyectos de renovación energética de edificios utilizados por las Administraciones Públicas (100 de ámbito regional y 100 de ámbito local).

El proyecto SHERPA (Compartiendo Conocimiento por  la Renovación Energética de Edificios Utilizados por las Administraciones Públicas) se enmarca dentro del Programa Europeo Interreg Mediterráneo. El proyecto está liderado por el Departamento de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda de la Generalitat de Catalunya y los socios del proyecto son principalmente administraciones públicas de ámbito regional de España (Generalitat de Catalunya e Instituto Valenciano de la Edificación), de Italia (Regio Lazio, Emilia Romagna y Abruzzo), de Grecia (CRES y Creta), de Francia (Asociación Amorce), de Croacia (Región de Dubrovnick) y de Malta (Eco-Gozo).

En el caso de Catalunya, otros socios colaboradores del proyecto SHERPA son  el Instituto Catalán de Energía (ICAEN), el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputación de Barcelona y el Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE) de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

En Catalunya, el proyecto se ha concebido como un apoyo al desarrollo de la Estrategia Catalana de Renovación Energética de Edificios (ECREE), especialmente en lo que hace referencia a la generación y ejecución de proyectos de renovación de edificios públicos, ya sean equipamientos  culturales, sanitarios, deportivos, educativos o administrativos. Se estima que, en su conjunto, las Administraciones Públicas catalanas utilizan en torno a 20.000 edificios (16.000 en la administración local y 4.000 en la Generalitat) que tienen unos niveles de eficiencia energética mejorables y que gracias a SHERPA se pondrán las bases técnicas y financieras por su renovación.

Según datos del Instituto Catalán de Energía (ICAEN), el organismo encargado de gestionar la certificación de eficiencia energética de edificios en Catalunya, el consumo anual de energía del conjunto de edificios y equipamientos de la Generalitat de Catalunya se evalúa en unos 1.000 GWh/año, consumo que comporta una factura aproximada de unos 100 millones de euros.

Las principales barreras detectadas en el área mediterránea en referencia a los proyectos de eficiencia energética en edificios públicos pueden integrarse en cuatro categorías: gobernanza, información, sensibilización y formación y finanzas, todas ellas definidas como actividades piloto en el módulo de prueba desarrollado previamente por SHERPA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR